9.1.13

¿POR QUÉ LA TAPA SE LLAMARÁ TAPA?

Hay mucha leyenda sobre el tema, pero ¿Alguien sabe decir, a ciencia cierta, por qué las tapas se llamas tapas?. Bien, yo tampoco, pero hay una teoría que he leído en alguna ocasión (siento no recordar dónde) que le da al término un origen francés y que me parece muy interesante.



Sin embargo, en España, donde nos gustan especialmente las leyendas históricas indemostrables, hay dos versiones que son especialmente populares para explicar el origen de la palabra:

- El Rey Alfonso X obligó a que las jarras de vino se sirvieran tapadas con una rebanada de pan que, con el tiempo, se fue acompañando de otras cosas. En otra versión la tapa era una loncha de jamón. No se conoce ningún indicio de la supuesta ordenanza, pero la historia queda ahí.



- Los Reyes Católicos obligaron a que en las ventas se sirviera el vino cubierto con una tapa y a que el cliente no pudiera consumir la bebida sin haberse acabado antes la tapa, tratando así de minimizar el impacto del alcohol sobre los bebedores en ayunas. Otra vez, ni rastro de la supuesta ordenanza.

- El Rey Alfonso XIII paró, en una visita a Cádiz, a tomar algo en el Ventorrillo del Chato donde, para evitar que el viento levantase polvo que entrara en la jarra de vino, el ventero la cubrió con una loncha de jamón. De nuevo faltan referencias fiables (que yo sepa).

- Una versión de etimología popular defiende que la tapa se llama así porque tapa el agujero en el estómago de quien llega en ayunas a tomar un vino.



No se trata aquí de rastrear los orígenes de la tapa como concepto (que si alifaras, que si llamativos o incitativos, que si picaeta...) sino de buscar el origen de la palabra, así que no me remonto demasiado en el tiempo. Lo que si es cierto es que las versiones relacionadas con Alfonso X y con los Reyes Católicos parecen estar reñidas con el hecho de que la palabra tapa no apareciese con ese significado en el diccionario hasta 1936 (justo después del reinado de Alfonso XIII, por otro lado).



La última versión que conozco es la que relaciona el término con los usos militares franceses en el S.XIX, cuando una Etape era la pausa diaria de los batallones para comer, así que la propia comida pasó a ser conocida por los soldados como etape. De Etape a la traducción española (etapa) y de ahí a tapa la evolución parece bastante posible.

Pero mantuve las dudas hasta que en el diccionario de Ángel Muro encontré la palabra Etapa con la siguiente definición:

Ración de menestra u otras cosas que se da a la tropa en campaña o en marcha. 




Así que el salto del francés al español ya no era necesario, ya que ya se había realizado y, de ese modo, en español del S.XIX una etapa era una ración que se le da a la tropa que está en marcha. El símil con la tapa y con quien la toma me parece de lo más evidente. Sigue sin haber ningún tipo de prueba de que el proceso fuera éste, pero como alguna teoría hay que apoyar ésta me parece bastante más plausible que muchas otras.

2 comentarios:

Estrella Enelmichelín dijo...

En Sevilla siempre se cuenta que aquí "alguien" (no tiene porqué ser Alfonso XIII siempre) pidió una bebida en una terraza y para que no le cayese nada se tapaba con un plato (o quizá lo solicitaba quien pedía la bebida), y por no dejar vacío el plato se le ponía algo. Luego al verlo otros comensales supuestamente pedirían también la bebida "con tapa". No lo sé de memoria, pero hay quien "sabe" o al menos cuenta hasta en qué bar ocurría con pelos y señales. Como todo, vete a saber qué hay de verdad y de leyenda.

David López dijo...

pues por añadir otra variante relacionada con la ultima que indicas,

el término "tapa" (así, tal cual) lo utilizaron los españoles para durante el siglo XVI y XVII (tenemos documentación que lo corrobora) para indicar los puntos estratégicos donde las tropas descansaban y comían en el trayecto que iba de Milán a Flandes (El Camino Español, se llama). Es decir donde se situaban las etapas.

De hecho, los italianos le siguen llamando 'tappa' a lo que nosotros ahora llamamos etapa.

saludos

David
www.elcaminoespañol.com