10.12.06

GALLETA MARINERA


Así se anuncia el nuevo producto de Daveiga (utilizo esa dirección porque a pesar de que tienen comprada www.daveiga.com esta aún no está activa), una empresa de Chantada que se empeña en recuperar una recta tradicional, en hacerlo desde un pueblo pequeño y en no utilizar productos modificados genéticamente. Con lo cual no hay ni que decir que tienen mi simpatía ganada.

La galleta marinera se basa en una receta tradicional que se usaba para cargar los barcos con galletas que no se estropeasen al poco tiempo. Elaboradas fundamentalmente con harina y mantequilla las galletas Daveiga recuerdan bastante a una de esas crackers o galletas de nata que se pueden encontrar en los supermercados y que suelen usarse para canapés pero les gana, en mi opinión, por todos los puntos mencionados anteriormente. Además de que por un euro y medio, más o menos, te llevas una bolsa más que generosa.

Ya se que no soy el primero en hablar de ellas, pero está visto que esto de la "endocita" (término que tomo de un amigo arqueólogo y que se refiere a la costumbre -no siempre positiva, aunque en este caso si- de un grupo de autores de citarse unos a otros reiteradamente) entre los blogogastrónomos está en boga. Véanse como ejemplos recientes los posts de Pantagruel citando a Miguel o a Moraiminha, los de Makeijan mencionándome a mi..., así que con permiso de Galicia Gastronómica y de Another Cow in the Corn aquí dejo mi granito de arena para el tema de los usos de la galleta marinera. Ya sabeis, amigos de Daveiga, si pensais en publicar un recetario aquí nos teneis ;-)

Y mi aportación es la siguiente:

ENSALADA CAPRESE SOBRE GALLETA MARINERA

Sobre la galleta se dispone una rodaja de una buena mozarella de búfala, sobre esta una rodaja de un tomate sabroso y, por encima, unas hojitas de orégano fresco, unas gotas de aceite de albahaca casero (daos el trabajo de prepararlo, que vale la pena, o en su defecto poned una hojita de albahaca), una gota de un buen vinagre balsámico de Módena y unas escamas de sal Maldon.

Sencillo pero efectivo.

Por cierto, para los interesados en adquirir estas galletas, al menos en Galicia pueden encontrarse en algunos supermercados de la cadena Froiz. En Santiago los venden en una pequeña tienda de vinos que hay en la plazoleta central de la Plaza de Abastos (gracias por la dirección, Miguel).

Por cierto, por nacimiento de una nueva miembro de la familia tengo prevista una visita inminente a O Barco de Valdeorras ¿Alguna recomendación eno-gastronómico-culinaria? La última referencia interesante que tengo es del restaurante Nobuk, donde se comía original y barato, pero de esto hace ya un par de años y no se ni si sigue abierto, ni si ha cambiado de estilo. No se la fecha concreta de la visita, todo depende de que a la nueva pariente le apetezca llegar antes o despues, pero será, probablemente, en la próxima semana.

5 comentarios:

makeijan dijo...

Remataches os carretes? Iso che pasa por comprar cámaras cativas XD.

A receita ten unha pinta caralluda, pero boto en falta unha fotiño da obra de arte. A ver se te animas.

colineta dijo...

As galletas Daveiga van disparadas cara ao estrellato. Hai uns días ata Vidal Maté (El País) escribía sobre elas. O certo é que o produto mereceo.
Ademáis da tenda da Praza de Abastos, podes atopalas no Froiz de Bertamiráns, que sempre queda máis preto da casa.

M dijo...

Pois a min gústanme con nocilla.

Anónimo dijo...

Tamen as teño visto na Charcuteria Seco en Area Central en Compostela. Un saúdo.

Anónimo dijo...

Pero na Charcutería Seco de Área Central 0,25 euros mais caras que na Praza de Abastos... Un saúdo.