14.12.06

EL ATAQUE DEL GLUTAMATO QUE LLEGÓ DEL ESPACIO


Antes de empezar ya lo aviso: los amantes de lo paranormal y los seguidores del "I want to believe" del agente Mulder pueden saltarse este post sin remordimientos. Y así ellos se ahorran un disgusto y yo perder un lector. Dicho lo cual entro en materia.

Ayer a la tarde en Channel Nº4, el programa de Ana García Siñeriz y Boris Izaguirre en Cuatro se hablo de uno de esos temas que reaparecen periodicamente, el Glutamato Monosódico (que también puede aparecer en los medios bajo el sufrido nombre del Sindrome del Restaurante Chino. Y si se acompaña de música misteriosa de fondo aún mejor).

Para hablar de tan complejo tema nada mejor que contar con alguna voz autorizada, con algún especialista en la materia que arroje un poco de luz sobre el asunto y, ya de paso, si se puede, tranquilice a la alarmada población. Y para esto parece que lo más autorizado que encontraron es a Bruno Cardeñosa, que fue presentado como investigador y escritor.

Y claro, alguien que no sepa mucho del tema (el 95% de la población) se quedará sin duda impactado por la gravedad del asunto, es decir, por un ingrediente casi diríamos que maléfico que es autorizado por los responsables gubernamentales no se sabe por qué razón, ya que conocen sus malignas propiedades, y es utilizado por la industria en cantidades secretas pero muy alarmantes con fines que se escapan a nuestra comprensión. Ya estoy viendo la película.

Y si además la cosa viene avalada por un respetable investigador y escritor, pues mejor que mejor. Ahora bien, supongo que alguien se preguntará (al menos yo lo hago): si, pero investigador y escritor ¿de qué?. Es decir, Corín Tellado es escritora, y de las más prolíficas, pero en mi opinión eso no le da ninguna autoridad para hablar del glutamato monosódico y que su palabra me merezca confianza alguna. O por poner otro ejemplo, si me aparece en la televisión Román Gubern, conocido investigador y catedrático de Comunicación Audiovisual que me merece el mayor de los respetos en su campo, y sentencia, muy grave, que el glutamato monosódico produce mutaciones puedo creermelo o no, pero su condición de investigador, por muy engolado que se ponga, no supone un aval.

Así que, repito ¿Investigador y escritor de qué?.

Y claro, como el nombre me suena y lo asocio mentalmente con ovnis, apariciones fantasmales y caras de Bélmez, pues me voy a alguno de mis blogs de referencia en estos asuntos, con los que suelo ser bastante escéptico mientras no me demuestren lo contrario (cosa que, por cierto, no pasa con demasiada frecuencia) y lo confirmo. Efectivamente, es él, el célebre ufólogo e investigador de lo paranormal, que resulta que también sabe de glutamato monosódico . Y si tenemos un tema que se presenta con tanta gravedad y que es analizado por un experto en estos temas, a mi que me perdonen, pero algo huele a podrido en Dinamarca.

Vamos a ver, ¿El hecho de que este señor, cuyos estudios académicos -si es que existen- desconozco, sea un estudioso de los ovnis lo cualifica para hablar de productos alimentarios? ¿Tiene este investigador alguna titulación, alguna experiencia laboral (o del tipo que sea)que lo avale o simplemente es el investigador que tienen en plantilla en Cuatro, le colocan un dossier elaborado por los de documentación y lo lanzan al plató a hablar del tema muy serio y como insinuando que en el fondo hay algo más?

Y habrá quien diga "este Gourmet de Provincias es un mal bicho, que se lanza a desacreditar así, por las buenas, al primero que sale en la televisión". Pero, qué quiere usted que le diga, a mi un supuesto investigador que sale en mundomisterioso.com (al margen de que el título de la página ya es muy significativo por si solo) dejando caer que según él tiene que haber una especie de mano oculta en la evolución humana, diciendo literalmente "es como si hubiera algo más que nos hiciera diferentes" y otras perlas sintetizadas en unos pocos párrafos, la confianza que me da es poca tirando a ninguna.

Así que este investigador, autor de obras como Cincuenta Años de Ovnis: Las Mejores Evidencias, La Invasión Ovni y otras por el estilo es el que nos advierte, sin dar más datos, de que el Glutamato Monosódico, que todos consumimos a diario como aditivo E-621 en multitud de productos envasados y sin embargo aquí estamos, algunos con más mutaciones que otros, pero poco más o menos en un estado razonablemente normal, afecta a las producción hormonal y a las funciones cerebrales. Nada más y nada menos.

Eso si, se le olvida decir (y corríjanme si me equivoco, que no soy un especialista en el tema, sino simplemente un lector interesado) que desde la década de los 50 del pasado siglo ha habido docenas de estudios sobre el glutamato monosódico y que ninguno hasta la fecha ha conseguido demostrar que sea tóxico ni perjudicial para el ser humano en las dosis habituales de consumo. Pero es que ni en esas dosis ni en otras superiores. Como mucho se ha conseguido demostrar, y aún estos son datos pendientes de revisión, que a alguna gente le puede producir un ligero dolor de cabeza. Pero eso también lo hacen muchos otros productos: lácteos, harinas, chocolate, oro, azúcar, marisco, fibras sintéticas, polen, látex... se llama alergia.

Si, es cierto que consumido en cantidades industriales (a cucharadas, para entendernos) parece que puede producir sudoración, vista desenfocada y cierta sensación de desorientación pero probad a tomar dosis igual de elevadas de sal, de alcohol, de café, de pimienta o de callos con garbanzos, por ejemplo, y ya me direis qué efectos os producen.

De hecho, el glutamato monosódico, que en Europa se usa en cantidades pequeñas en algunos productos, es un ingrediente de uso común en muchas cocinas asiáticas, donde se consume a diario y en cantidades sustancialmente mayores, sin que la gente parezca andar sudando, con la vista desenfocada y desorientada por la calle. Tanto es así, que las autoridades sanitarias de la Unión Europea, que para esas cosas son bastante quisquillosas y que prohiben la comercialización y venta de algunos productos alimentarios frecuentes en otras zonas del planeta, como por ejemplo los aceites de mostaza, algunos tipos de semilla de amapolas o la cochinilla, no solo no la prohiben, sino que le dan un número de registro como aditivo autorizado y permiten su uso en cientos de alimentos envasados, especialmente conservas, algunos embutidos, etc.

Y ante esto, yo que compro el Glutamato Monosódico en supermercados asiáticos para sazonar mis noodles o mis platos de cocina China, me pregunto ¿De quién me fio más, de las autoridades santiarias de la Unión Europea y de los muchos estudios científicos al respecto, o del Investigador y Escritor que siembra la duda sobre los secretos y terribles efectos del glutamato monosódico?

Creo sinceramente que este tipo de programas (en realidad todos) deberían abstenerse de buscar la audiencia a base de crear alarmas inexistentes sobre temas sobradamente estudiados y conocidos y, desde luego, deberían buscarse expertos más autorizados que, créanme, los hay. Están las universidades, los institutos de investigación y muchas instituciones privadas llenas de gente que pierde meses o años en conseguir resultados tal vez mucho menos efectistas, pero si más reales.

¿Para cuando un especial de Cuarto Milenio en el que se nos explique cómo los alienígenas donaron el sagrado Glutamato Místico a una orden de monjes tibetanos encargados de velar por el secreto del Yeti en Shangri-La y como los nazis, guiados por un antiguo mapa secreto de... si, efectivamente, de los caballeros templarios, oculto en una caverna del valle del Nilo y sacado a la luz por una providencial crecida de las aguas debida a una extraña conjunción de los astros un noche de eclipse anular (dato importante, tal vez Cthulu tenga algo que ver en el asunto), fueron capaces de descifrar el secreto de los Cátaros (y de los Nestorianos y de la Orden Tercera, ya puestos), localizar el Santo Grial, que era conservado por un descendiente de Leonardo (si los tuvo, en secreto,su supuesta homosexualidad era una tapadera para ocultar la existencia de descendietes poseedores de virtudes ultraterrenas, y acabaron emparentando con los de Lady Bathory)y orientados por un zahorí que conocía las revelaciones de los manuscritos del Mar Muerto y había estudiado en detalle al astronauta de Palenque, se hicieron con el Glutamato y trataron de usarlo para dominar el mundo(ese era en realidad el objetivo del famoso cohete V2) antes de que sus herederos, una secta secreta de albinos fruto de los experimentos del doctor Mengele, se hiciese con el poder en la industria alimentaria, en los organismos responsables de sanidad en la Unión Europea y en los medios de comunicación y lo esté empleando en la actualidad para preparar la llegada del IV Reich, que ya está entrenando tropas en las estepas siberianas en campamentos subterráneos construidos por los prisioneros del Gulag y mantenidos en secreto por los gobiernos de Moscú y Ulan-Baatar?

En fin, que me gusta la ciencia ficción, pero en pequeñas dosis y nunca disfrazada de realidad. Y, desde luego, la mezcla de ciencia-ficción y cocina más allá de ese libro de La Cocina de Star Wars que tengo por casa no acaba de convencerme.

38 comentarios:

blues dijo...

Resulta además curioso como la posición de un soplapitero como este no es justamente la contraria, dada la querencia que muestran todos estos por todo lo que viene de oriente.

Claro que perdería el factor dramático-conspiranoico, más importante que el índice de "orientalidad" del tema ;)

Un saludo

xmanoel dijo...

No, no es por llevar la contraria a un texto tan acertado....

Tan sólo quiero comentar que a lo mejor la idea de que la cocina oriental utiliza mucho el glutamato a lo mejor habría que relativizarla.

Alguno más que yo se habrá fijado que la cocina china que se hace en China no es como esperabamos, y uno de los sabores que uno espera encontrar y que no aparece es el gusto del Glutamato...

Al menos no está presente de la misma manera que podríamos esperar, y si tal solo en grandes cuidades y en determinados restaurantes que no dejan de ser como los "chinos" para Chinos.

Pero sí, entre esto y los que insisten en que todo lo que tenga una E- delante es cancerigeno...
Menudos lumbreras.

Estos son clarísimamente mortales:
E 150a Caramelo natural
E 162 Rojo de remolacha, betanina
E 140 Clorofilas

colineta dijo...

Relaxate, Jorge, que che vai dar algo. Comparto ao cento por cento o teu cabreo con este individuo, que eu faría extensible a todo o que, sen saber moi ben de que vai o asunto, dedicanse a dar clases maxistrais e sentar cátedra. Algúns famosos cociñeiros da televisión teñen a mesma manía, tamén moitos colegas xornalistas.
Lembro, hai moitos anos, o ridículo de Luis del Olmo entevistando a unha profesora da facultade de Veterinaria de Madrid, Angeles Santodomingo, que dixo que determinado alimento levaba como aditivo ácido ascórbico.
Del Olmo reaccionu airado contra tan perigoso elemento e lanzou unha longa diatriba contra o emprego de perigosísimos aditivos na alimentación, impedindo que a entrevistada puidera falar. Acabou dicindo que ata o propio nome daba noxo. ¡ASCOrbico! repetiu varias veces.
Cando por fin puido falar, a veterinaria, cunha dose de sarcasmo moi elevada, dixo: "Se o prefire podemos chamarlle vitamina C"

Anónimo dijo...

-- INGENIERÍA SOCIAL --

Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información:
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Gourmet de provincias dijo...

Blues: completamente de acuerdo contigo.
Xosé Manoel: é certo o que dis, pero ten en conta que o glutamato monosódico na súa forma culinaria foi desenvolvido en Xapón por científicos xaponeses á hora de tratar de sintetizar o principio proteínico que está detrás do sabor que eles chaman Umami e do que os occidentais non temos un nome. O Umami é ó glutamato o que o doce ó azucre o salgado ó sal ou o ácido ós ácidos (ó cítrico, por exemplo). Dado que o glutamato monosódico (ajinomoto, na transcrición do seu nome xaponés, que é como se coñece ademáis de nese país en toda Sudamérica) se elabora a partires de proteinas presentes en algas e determinadas pezas óseas, os xaponeses o tiñan en certa medida asimilado na súa gastronomía tradicional de sempre.

Outra cousa é que coa súa popularización, sobre todo a partires da década de 1950, se convertise nun ingrediente imprescindible dos restaurantes orientais, e especialmente chineses, sobre todo canto máis baratos polas súas propiedades como potenciador do sabor. Pero é certo que ademáis de en restaurantes chineses para occidentais o ajinomoto é tamén moi frecuente na cociña popular e na cociña da rúa de moitos paises asiáticos, China incluida, ademáis de moitos outros entre os que compre salientar a Perú.

Pero tes razón, xeralizar ó falar de cociñas asiáticas, e especialmente chinesa, é tan frecuente como impreciso.

Gourmet de provincias dijo...

Colineta:

Qué queres? Con algún tema hai que descargar tensións e un dos meus é este. Tamén é certo que como normalmente ovnis, pantasmas, extraterrestres e demais se me escapan un pouco do meu tema, cando atopo un xustificante coma este acabo por soltarme (igual ata de máis).

Polo demais, non me podes acusar de atacar a traición. Aviso ben claro no primeiro parágrafo.

Pero non te preocupes, que mañá volverei ó meu tono habitual (polo menos ata a próxima). É o que me gusta de ter un blog persoal, que podo ter estas salidas de tono de cando en vez e quedarme a gusto despois de soltalas, aínda a risco de que algúns lectores pensedes en recomendarme trankimazín a cuncas.

Doña Col dijo...

Vaya pavos... El glutamato no es maaaaaaaaaaaalo... hombre

Gourmet de provincias dijo...

Y que conste que no defiendo el uso indiscriminado del Glutamato Monosódico ni de ningún aditivo. Simplemente quiero señalar que ni es tan peligroso, ni sus posibles efectos sobre la salud han sido suficientemente estudiados ni es peor que muchísimos otros ingredientes que consumimos a diario. Pensemos, sin ir más lejos, en la sal común y en los riesgos de su uso indiscriminado.

Y, sobre todo, me molesta que gente que sabe de eso tanto como yo de fisión nuclear (es decir, no mucho, por si álguien tiene la duda) se las de de experto en los medios, cobre por ello y cree una falsa alarma que al único que beneficia es a si mismo, que así puede volver a más programas a hacer crecer el círculo vicioso.

Y lo dice álguien que no es químico, ni nutricionista ni cocinero ni nada por el estilo. Simplemente un aficionado que lee sobre el tema y que se da el trabajo de contrastar opiniones.

Pachi dijo...

Otra vez me ha vuelto a pasar.Tu pagina, aunque la recargue, ha estado un monton parada en el comentario "De Enfermar".Hoy por fin veo el resto!!!

Por cierto, te invito a participar en el meme de mi blog: carta a los reyes magos de un aficionado a la cocina!!!

asigan dijo...

Pues según propia confesión, Brunete va a desvelar el terrible escandalo de que en occidente, las perversas industias farmaceúticas, con la complicidad de médicos y gobiernos, andan envenenando al mundo con un tóxico peor que el gas mostaza: el paracetamol.

Gelocatil asesino, según el Himbestigador sabe de todo.

eula dijo...

Sin meterme en la polémica glutamato si-glutamato no, existe una explicación biológica al uso del glutamato monosódico en lso paises de Oriente. Y es que geneticamente, ellos son capaces de distinguir un sabor que los occidentales no distinguimos, el sabor "unami" que se relaciona con el GMS, de la misma forma que el sabor salado se relaciona con el cloruro sodico.
Yo soy de los que gustan de la cocina natural, con los aditivos imprescindibles y usando condimentos naturales, entendiendo por aditivos los que provienen de la sintesis química. Por eso defiendo el uso de proteinas vegetales ricas en glutamato para los platos que lo precisen, pero no me gusta echarle polvos. (yo nunca uso colorante alimentario, uso azafran).
Otro punto de vista

Gourmet de provincias dijo...

Eula: coincides básicamente con lo que decía en mi último comment en esta discusión.

neco dijo...

eula: hay cosas naturales que no son muy recomendables, bien porque son venenos o bien porque su abuso se relacciona con determinadas enfermedades y entre estas está el sodio, bien en glutamato o en cloruro relaccionado con determinadas enfermedades cardiovasculares.Es muy interesante también el saber que en Japón el índice de cäncer de estómago es mucho más elevado que en europa y este tumor está relaccionado con prácticas culinarias relaccionadas con salazones y ahumados.

E-330 dijo...

Uno de los efectos colaterales del glutamato es que te vuelve esceptico y el de cuando ves a un charlatan del tipo cardo te dan dolores de tripa de la risa que te da leyendolos, eso claro bajo una himbestigachion porpia que me ha costado miles de kilometros.

eula dijo...

gourmet, coincido con casi todo lo que escribes, tan sólo aportaba un punto curioso (a mi me llamo mucho la atención saber que los sabores no son universales)
neco, por supuesto que las cosas naturales no son una panacea. Sin embargo, el organismo suele ser mas tolerante con los productos naturales que con los de sintesis química.Efectivamente, y como todo, en exceso provoca alteraciones.

Anónimo dijo...

Fenómena la entrada, me he reído un cojón, sobre todo con el "argumento" de ¿tu próxima novela? XDD
Manolo_elmas
existenlosfantasmas.blogspot.com

Moraiminha dijo...

Gourmet, todo esto pásache por quedar na casa vendo Channel nº4 en vez de saír a pasear á nena, por exemplo.

Polo que se refire ó bicho ese, non sei se en China o utilizan ou non para cociñar, pero a comida é moito mellor que a que se pode tomar aquí nos restauranes chineses (polo menos, ós que eu fun). Aínda lembro a "hot pot" de Chonqging... inolvidabel.

Gourmet de provincias dijo...

Anónimo: estoy seguro de que si escribiese esa novela, acabaría teniendo su públic. Pero estoy dispuesto a negociar con el Michael Crichton o el Dan Brown de turno los derechos de la idea.

Moraiminha: É que a nena estaba pachuchiña e tocou quedar na casa.

AGRA dijo...

Muy interesante este apunte por dos razones. Porque alguien habitualmente al márgen del mundillo escéptico, llegado el momento aplica su sentido común y crítico para dar un rapapolvo a los himbestigadores y sus meteduras de pata en donde no les llaman. Y segundo por el argumento de la novela que has planteado al final y que tango le ha gustado a manolo.

De todas formas te envío este artículo publicado en El Pais sobre los trabajos del catedrático de Fisiología Jesús Fernández-Tresguerres sobre la relación entre el GMS y la obesidad. Yo he asistido a alguna charla suya sobre este tema y el asunto desde un punto de vista científico (neurocientífico en este caso) no es descabellado, aunque aún faltan más estudios, y en ningún caso se trata de un caso como para que la OMS declare una emergencia mundial.

Lupe

PD: Si no tienes acceso te lo mando por correo.

Gourmet de provincias dijo...

Lupe, gracias por el link del artículo, que me parece muy interesante.

Pero que conste que yo no quería defender el uso indiscriminado del glutamato ni sus supuestas virtudes y que, en cierto modo, alertaba de que, como tantos otros productos, no es lo más sano que podemos ingerir (igual nohice demasiado hincapié en este asunto).

Lo que pretendía con el texto es criticar el alarmismo desmedido y, sobre todo, cuando viene de gente con tan poca credibilidad como esta. No se trata de que el glutamamto sea bueno, sino de que no es tan terrible como lo pintan y, sobre todo, de intentar hacer ver que quien lo dice en esta caso tiene una credibilidad muy escasa. En este y en muchos otros temas.

Respecto al guión, voy a tener que pensar en serio en comercializarlo, visto su éxito ;-)

Gracias y un saludo

Alvaro [doocomo.com] dijo...

Parece ser que los miedos tradicionales del vulgo: las brujas, trasgos y el mal de ojo han sido sustituidos por esto: glutamato monosódico, antenas, móviles que cuecen huevos y otras majaderías científicas.

Lo grave no es cuando es tan obvio como este caso, lo grave es cuando se trata de presuntas verdades universales que ya forman parte de la cultura popular y son aceptadas sin cuestionamiento alguno por una amplia mayoría.

Yo recomendaría encarecidamente la lectura de "El Mundo y sus Demonios, la ciencia como una luz en la oscuridad" de Carl Sagan, probablemente su mejor libro y sin duda el más bello.

Alvaro [doocomo.com] dijo...

Con respecto a lo que cuenta Agra... es curioso que se relacione directamente con la obesidad cuando es de uso habitual en toda la cocina asiática, donde justamente el impacto de la obesidad no es ni remotamente como en occidente.

Por otra parte el GM define casi en si mismo el concepto de umami, el quinto sabor para el que los occidentales no tenemos ni siquiera un nombre, y mucho menos estamos educados para identificar.

http://en.wikipedia.org/wiki/Umami

presente por cierto, en mariscos, tomates, algas, carnes, etc...

En todo caso creo que entramos en la clásica discusión dietética: es que es malo. ¿Qué no es malo?, vivir es una enfermedad venérea mortal de necesidad.

Empiezo a ser cada vez más escéptico con los artículos científicos que enaltecen o envilecen un alimento... tras ellos siempre hay financiación de un grupo de productores. Puestos a buscar conspiraciones.

El cerdo es malo, pero el jamón ibérico es bueno, el huevo es malo, el huevo es bueno, la mantequilla mata, la margarina también, ninguna de las dos lo hace...

joancg dijo...

El glutamato, como bien se ha dicho es como la sal, yo al cocinar intento prescindir o no abusar de ella, pero si se usa en su justa medida difícilmente nos hará daño.
Imagina que en una televisión china saliese un "himbestigador" diciendo lo mismo de ese ingrediente que llevan casi todos los platos occidentales... la sal!

Por cierto, esta tarde me paso por el super asiático a comprar un poco :)

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, excepto en un punto: la cochinilla esta autorizada en Europa (y en España) bajo la denominación E-120, utilizado, por ejemplo, en los chiclets de fresa marca Boomer. Es más, se tiende a prohibir las variantes sinteticas (E-124) y favorecer las de origen animal (recordemos que la cochinilla es un insecto)

Rob XD dijo...

Aca en Mexico paso algo precido, trajeron a investigadores y expertos en no se que cosas para tratar de demostrar en unos reportajes que el sida causado por HIV no existe. Todo porque una industria farmaseutica trato de abrir un canal de telvision. Es impresionante el amarillismo cientifico actual.

Anónimo dijo...

Me da lástima la gente que no tiene nada interesante que decir y se ampara en la moda de los blogs para creerse que son personas con criterio, esa carencia que criticas en personajes televisivos sin demostrar que no eres como ellos.
Por cierto, muy poco original el tema de tu post. Criticar la televisión es tremendamente gratuito y cualquiera está capacitado para ello. Una recomendación adicional...no veas tanto la tele y cómprate algún libro que te enseñe cómo escribir para la web (una idea por párrafo, estructura piramidal, etc.). Saludos.

Freeneonia dijo...

Otro cancerigenooooo
El E-330 (Ácido cítrico) presente en ¡Naranjas y limones!. Venga paranoia. A ver si la cultura científica de este paía mejora, que vamos fatal,

Anónimo dijo...

Ni soy "himbestigador" ni algo por el estilo, y tampoco soy el tipico bocazas que mete la pata hasta el fondo con sus comentarios sobre el glutamato monosodico o potenciador del sabor.
Esta claro que el autor del articulo tiene menos luces que un poblado de indigenas en africa.
Desde cuando el glutamato monosodico provoca alergias? si buscase un poquito sobre el asunto que con tanta verborrea habla, a lo mejor encontraria la solucion a ese "sindrome del restaurante chino" que no es mas que un dolor de cabeza o malestar debido a la respuesta del cerebro por los mensajes enviados desde le higado por no poder procesar y eliminar el susodicho potenciador del sabor.
Ademas, si nos fijamos, este compuesto se usa para eliminar la sal en los alimentos alegando que es mas beneficioso, MENTIRA, que hemos hecho para merecer que los alimentos tengan el glutamato?, si os dais una vuelta por los supermercados y mirais los ingredientes vereis que hasta en el chorizo y demas derivados carnicos lo incluyen.... ademas de sal!!!.
Antiguamente el pesacado azul era malo y otros alimentos, de un dia para otro cambio su reputacion a benignos y todo por las campañas publicitarias de las empresas del sector.
Lo que esta claro es que el potenciador no es necesario, y ni mucho menos beneficioso para la salud, unicamnete es beneficioso para el bolsillo de las empresas alimentarias que les da igual vuestra salud, solo les interesa su poder, poder que vosotros regalais como autenticos ignorantes que se pasean por una felicidad virtual con una duracion menor que la vida de una mosca.
En los restaurantes chinos, el potenciador de sabor se utiliza en cantidades extremas, no es dificil encontrar en el fondo de los recipientes de la salsa agridulce polvo que no ha sido capaz de disoverse en el liquido con que lo mezclan, agua me imagino asi que figuraros. Tambien ahi que añadir que el uso de estos potenciadores de sabor solo conllevan a la larga la adiccion de los consumidores a un exceso de sabor, o lo que es lo mismo, perder las propiedades innatas y naturales que tenemos para separar sabores en nuestro paladar.
Lo que no debe hacer el autor del articulo es hablar de un producto porque no sufra efectos adversos en su organismo y decir que los que estan en contra de estas sustacias son unos meapilas y cosas por el estilo, por que ni siquiera tienes conciencia de lo que dices designadolos de manera despectiva y con tanto ahinco, demuestras todo tu conocimiento
Deberias mirarte la cara en el espejo un poquito mas y despues analizar tus actos diarios para que te des cuenta de que realmente no te das cuenta de cosa alguna, de que vives del que diran (por lo que has escrito) y que solo eres lo que desde los medios de comunicacion quieren meterte en la cabeza, un ignorante que no es capaz de ver el problema en su totalidad y lo que es peor, les facilitas el trabajo contra nuetsros cuerpos haciendo estos comentarios.

Gourmet de provincias dijo...

Anónimo 4:

Entiendo que consideres que no tengo nada interesante que decir, pero lo de la lástima me parece exagerado. Es decir, escribo lo que quiero, sin que nadie me obligue, cuando quiero y de la forma que quiero. Y si a alguien le interesa, pues estupendo y si no le interesa, pues qué le vamos a hacer. No escribo para llegar a cuanta más gente mejor, así que, repito, no creo ser merecedor de tu lástima.

Por otro lado, critico a esa gente "sin demostrar que soy como ellos" porque, sinceramente, creo que no soy como ellos, es decir, antes de hablar del tema me informo un poco, advierto que no soy un especialista (cosa que creo que es la diferencia fundamental) y luego doy mi opinión personal advirtiendo de que es mi opinión personal. No me vendo como un experto que no soy, no doy mi opinión disfrazándola de verdad científica ni nada por el estilo. De ahí que crea que no somos iguales. Pero, como decía, si tu lo crees, no puedo más que respetar tu opinión, aunque no la comparta.

En cuanto a la crítica que hago, no pretende ser original (hay muchos blogs dedicados a esa temática de forma monográfica) ni, desde luego, ser una crítica a la televisión que, por otra parte, me parece perfectamente criticable, con toda la legitimidad, tanto por el tema que se trata en este post como por muchísimos otros.

Mi crítica es a un caso concreto en un programa concreto y a una persona específica, Bruno Cardeñosa, que, al márgen de no saber nada de este tema, me parece un tomador de pelo profesional. Si quieres otro día entramos en detalle en las auténticas aberraciones que ha dicho en el campo de la historia, que es mi terreno profesional, y que servirían para poner colorado a cualquier alumno de bachillerato. De ahí mi crítica y mi escaso respeto por la opinión de esta persona.

Y para terminar, en cuanto a la estructura de mi texto tengo que decir que no soy un profesional de la escritura (de ningún tipo), que no he pretendido serlo nunca ni dar la sensación de que lo soy y que, como verás si te das una vuelta por el blog, no hago más que repetir constantemente que mi forma apresurada de escribir suele provocar erratas y algunas reiteraciones por las que no es la primera vez que pido disculpas.

Ahora bien, en cuanto a este caso concreto y -repito- sin ser un profesional de la cuestión, creo que se ciñe a unas normas básicas de estructura y contenido que suelo intentar respetar.

Esta entrada, como la mayoría de las que hago (especialmente las más largas) responde a una estructura tripartita perfectamente identificable, el clásico esquema de Introducción/Exposición/Conclusión.
De los párrafos 1 al 4 se hace la introducción, consistente en una advertencia previa al lector (párrafo 1), una presentación del tema (2), una explicación de cual debería ser, a mi modo de ver, el enfoque correcto para tratar este tema (3) y una explicación de cuales son los efectos de este enfoque sobre el público (4).

Realizada esta introducción se entra en la exposición del tema principal, empezando por una crítica al sujeto elegido (5) en la que se profundiza en el párrafo siguiente aportando nuevos argumentos (6). A continuación, una vez analizado el sujeto, paso a analizar el método empleado por el mismo (7) aportando datos para apoyar mi crítica (8) en los que profundizo en el párrafo siguiente (9). Posteriormente analizo las omisiones en el tratamiento del asunto (10) y matizo todo lo anteriormente expuesto (11) antes de acabar esta parte del texto con una defensa de los sujetos atacados (12).

En la tercera parte, concebida como conclusión, justifico mi posicionamiento ante el tema (13), hago una breve crítica a este tipo de información (14), incluyo una sátira de este tipo de enfoques (15) y termino con un párrafo a modo de epílogo.

Como ves, además de respetar esta estructura tripartita, que va de lo general (en la introducción) a lo específico, he intentado, además, mantener un ritmo coherente, con una introducción (4 párrafos, del 1 al 4) y una conclusión (4 párrafos, del 13 al 16) que duran exáctamente el doble que el cuerpo central del texto, la exposición (8 párrafos, del 5 al 12).

Sin duda puede tener muchos fallos,no ser la estructura idonea o necesitar retoques pero, repito, no soy un profesional ni pretendo serlo, simplemente aspiro a una cierta claridad expositiva sin renunciar a dosis de ironía.

En cualquier caso, gracias por el consejo y, a modo de contrapartida permíteme a mi otro: es cierto que mi escritura puede necesitar un retoque, pero no más que tus modales para lo que, por cierto, también se venden manuales.

Un saludo.

Gourmet de provincias dijo...

Por cierto, en la entrada anterior quería decir, evidentemente, que la introducción y la conclusión duran exáctamente la mitad (cada una) que la exposición. No el doble.

Perdón por el error. Culpa (una vez más) de la escritura apresurada.

Gourmet de provincias dijo...

Anónimo 5:

Tenía pensado empezar replicándote, pero creo que es mejor empezar por lo que dices sobre mi, más que nada para que quede claro quién es cada uno: bocazas, mete la pata hasta el fondo, menos luces que un poblado de indígenas en África, auténtico ignorante, ni siquiera tienes conciencia de lo que dices, deberías mirarte la cara en el espejo un poquito más, vives del qué dirán, ignorante (otra vez), solo eres lo que desde los medios quieren meterte en la cabeza...

No está mal, para apenas 20 línea de texto no está mal. Pocas veces (alguna que otra si, todo hay que decirlo) me había puesto tan a caer de un burro en este post. Una pena que lo de escribir en caliente (se nota en que empiezas tratándome de ustes y luego pasas a tutearme al tiempo que la ortografía se va deteriorando) te haga perder más tiempo en insultarme que en argumentar.

Aún así, y aunque no es la primera vez que pido un mínimo de educación en este blog, la misma que yo intento mantener (y que conste que a veces cuesta) incluso con la gente que, como tu, entra aquí para insultar, permíteme un par de comentarios.

En primer lugar, el Síndrome del Restaurante Chino o SRC (denominación en desuso en la actualidad) no tiene nada que ver con una supuesta respuesta del cerebro a mensajes del hígado, tal como tu lo describes, ni con nada parecido. De hecho, según los estudios más recientes, el SRC ni siquiera existe y se debe a la hipersensibilidad de un porcentaje muy pequeño de la población (por debajo de un 2%) a otros ingredientes propios de la comida en este tipo de restaurantes así como a factores psicológicos, pero en ningún caso se puede demostrar que tenga nada que ver con el Glutamato Monosódico.

Por otra parte, al contrario de lo que comentas, las alergias al Glutamato (GM a partir de ahora) si que existen, aunque no están suficientemente investigadas y solo se dan en un porcentaje por debajo del 1% de la población adulta. Y aún en estos, según un estudio conjunto de las universidades de Harvard, Boston, Chicago, UCLA y Northwestern, dirigido en 1998 por el Dr. Geha, las reacciones son leves, transitorias y nunca implican un riesgo grave.

Según otro estudio, en este caso de la FASEB (Federation of American Societies for Experimental Biology), los síntomas más habituales en estos sujetos suelen ser un ligero cosquilleo y sed, aunque se han constatado casos de ligeras cefaleas. Los resultados de este y otros estudios pueden consultarse en www.fasebj.org.

Este mismo organismo afirma que el GM tiene solo un 12% de sodio mientras el cloruro sódico, la sal común, tiene un 39. El uso combinado de ambos puede reducir un 30-40% el total de sodio en un alimento sin alterar el sabor ni otras propiedades. Esto explica que en algunos productos industriales, como comentas, aparezcan tanto el GM como la sal común, al tiempo que me da la razón en lo de que el GM puede ayudar a moderar el consumo de sodio.

Pero hay más datos: El Comité sobre Drogas de la Academia Americana de Pediatría certificó en 1993 que el GM no tiene ningún efecto en la lactancia y no supone ningún riesgo para el bebé. El. Dr. William Pardridge, Endocrinólogo de UCLA, ha publicado resultados que demuestran que el GM no penetra en el cerebro y no afecta a la función cerebral debido a la existencia de la barrera hematoencefálica, que regula el transporte de aminoácidos acídicos al cerebro, dato confirmado en 1994 por estudios del Dr. Fernstrom, de la Universidad de Pittsburgh, quien afirmó que el GM no afecta a la función cerebral, y convalidados más recientemente en el International Symposium on Glutamete, coordinado por el propio Fernstrom, celebrado en Bérgamo (Italia) en 2000.

Pero es que según conclusiones de la FASEB publicadas en 1995, el GM no representa ningún tipo de riesgo para la salud pública, no hay evidencias que lo relacionen con enfermedade neurológicas como la esclerosis lateral amiotrópica o el Alzheimer y demuestra una total ausencoa de mutagenicidad, teratogenicidad o carcinogenicidad.

Otros estudios, cuyos resultados son avalados y adoptados por el International Food Information Council (www.ific.org) han demostrado que en dosis de hasta 40 gramos por kilo de peso del adulto que lo consume (calcula cuanto necesitarías consumir en tu caso para llegar a esas cantidades) no afecta a la función cerebral y que en dosis de 147 gramos por día durante 42 días (dosis 200 veces superior a la consumida en los paises donde el GM tiene una mayor presencia en la alimentación cotidiana) no se observan reacciones adversas ni cambios neurológicos.

El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación, EUFIC (www.eufic.org), cofinanciado entre otros por la Unión Europea afirma que "no se ha encontrado ninguna relación directa entre este ingrediente un posible efecto negativo" así como que "el GM es uno de los ingredientes más estudiados de entre los alimentos que están a nuestra disposición. Cientos de estudios y numerosas evaluaciones científicas han llegado a la conclusión de que es un condimento perfectamente seguro y práctico".

Así que, resumiendo, yo no digo (no lo he dicho nunca) que el GM sea beneficioso para la salud. Lo que digo es que no se ha demostrado que sea perjudicial y que, por lo tanto, la alarma suscitada desde la televisión por un ignorante que no sabe de lo que habla y no se da ni el trabajo de documentarse un poco, es falsa e interesada.

Como ves yo si que doy mis argumentos, los expongo y explico sus fuentes, no como se hizo en el caso que critico. Y todo eso sin insultar, que no hace falta para desmontar este disparate.

Así que, con ciertas dudas sobre quien habla con mayor conocimiento de causa aquí (y admitiendo como lo hice desde un principio que soy un simple aficionado con interés por el tema), agradecería que, en caso de querer seguir con esta conversación, la mantengamos en un tono más cordial o, al menos, menos insultante.

A pesar del tono y de los bonitos calificativos que me dedicas, gracias por pasarte por aquí y darme la oportunidad de explicarme un poco más.

Un saludo

hoygan dijo...

Una cosa es cierta: quizas el 95% o más de la población no es afectada por el glutamato éste, pero sé de primera mano que la gente que padece de migrañas normalmente no tolera el glutamato monosódico / E-621 / maltodextrina / potenciador de sabor. ¿Quizás los asiáticos son genéticamente resistentes a este ingrediente? No lo sé, pero si eres migrañoso no pierdes nada por probar a evitar la mencionada lista de alimentos (tampoco recomendado chocolate ni vino tinto), te puedes llevar una muy positiva sorpresa!!!

Anónimo dijo...

Quizas mi tono sea mas directo que el que empleaste tu en tu articulo, pero es el mismo argumento que has utilizado en contra de las personas que estan en oposicion al potenciador del sabor.
Y me parece sin valor alguno que tu siguiente respuesta se base en "estudios" sobre la materia en los que solo se habla bien de ello. Como es bien sabido siempre ahy estudios sobre los productos, y no todos son favorables al producto analizado, pero a la hora de hablar sobre esos estudios siempre se omiten los negativos, por que a la industria no le interesa que estos salgan a la luz, por eso luego los estudios mas "creibles" son en los que se ha utilizado mas dinero, dinero que proviene de los interesados, gobiernos, empresas y demas gentuza.
Por lo tanto, cualquier comentario beneficioso a la reputacion de un compuesto quimico que hoy en dia esta en la mayoria de los alimentos en los que antes no estaba, no supone una mejoria del alimento en si, sino una rebaja en los costes de produccion de dicho alimento.
Por lo tanto y basandome en este simple hecho, demuestro que el glutamato monosodico es perjudicial para la salud y que deberia ser eliminado de la alimentacion.
Por otra parte los comentarios e investigaciones que hay sobre el tema, solo hablan de una manera muy tangente sobre sus efectos en la salud, ni siquiera has respondido sobre el posible aumento de la respuesta del cerebro ante el potenciador del sabor que como ya dije podria producir un aumento de la necesidad corporal por los sabores, con lo que a la larga, incluso los alimentos con sal podrian llegar a parecer poco sabrosos aumentando la salinidad en los alimentos naturales incoscientemente por parte de los consumidores para satisfacer esa demanda sensorial.
Como ves si se toma el tema por los debidos cauces, aunque puedas demostrar que no es malo para la salud el compuesto quimico en si, el uso del mismo si que lo seria, precisamente por lo que te he expuesto anteriormente, y para eso no se necesitan estudios carisimos que solo buscan el argumento correcto para decir una verda a medias.
Y en lo que respecta my ortografia, que quieres que te diga, las reglas ortograficas al igual que todas las reglas estan echas para ser saltadas, para que evolucionen e incluso se demuestre que son innecesarias, yo escribi, y tu entendiste. El echo de que malgastes tus esfuerzos en tirar por tierra mi persona debido a mi escritura, dice aun mas sobre tu persona, una pena.
Concluyendo, el sentido comun y el analisis critico independiente de lo escrito y hablado no debe basarse en estudios que no demuestran realidades, solo demuestran necesidades industriales y nos lo pintan como estudios medicos, podria entrar en terminos evolutivos en lo que se refiere a la alimentacion, pero en este caso como en el de muchos otros, se esta variando la natural evolucion por una degradacion de la misma por motivos economicos.
La evolucion natural cambia nuestros cuerpos en base a nuestras respuestas frente a lo que nos rodea e interacciona con nosotros, por lo tanto no es necesario que sustancias de este tipo entren en las ecuaciones que implican el consumo de dichas sustancias, no necesitamos ni creo que sea beneficioso que nuestros cuerpos creen tolerancias a ciertos compuestos quimicos que solo estan presentes en la alimentacion, como en este caso.
Podria darte muchos mas argumentos sobre el tema que echarian por tierra todos esos supuestos "respetables" estudios que comentas, pero prefiero que seas tu el que piense un poco mas alla de lo que lees y de lo que puedas discernir sobre tus propias conclusiones en base a lo leido.

Gourmet de provincias dijo...

Pues, que quieres que te diga, llevadas las cosas a esos términos siempre se podrá defender que algo no es cierto porque alguien siempre puede defender lo contrario.

Pero es que si en una mano tengo los datos de algunas de las universidades más prestigiosas el mundo (UCLA, Harvard...), el Consejo Internacional de la Alimentación, la Sociedad Americana de Pediatria, la Federación Americana de Sociedades de Biología Experimental, organismos financiados por la Unión Europea... y en la otra la tuya, que hasta ahora no he visto avalada por ningún estudio ni ningún organismo investigador de prestigio...

Y en cuanto a lo que dices sobre la influencia en la respuesta cerebral, creo que lo que comentaba sobre la barrera hematoencefálica es bastante claro al respecto.

Y, repito (para terminar), que yo nunca he defendido las virtudes ni el uso indiscriminado del GM, simplemente he tratado de desmitificar esa leyenda negra que tiene. Creo que productos mucho más comunes y mucho más omnipresentes, como la sal, o mucho más aceptados, como el alcohol, son infinitamente más peligrosos y, sin embargo, no veo campañas en su contra como esta.

Respecto al resto de tu comentario, que quieres, vistos los adjetivos que me dedicabas en tu primer post, me parece que he sido enormemente respetuoso.

Un saludo.

Gourmet dijo...

Solo quiero añadir que podemos continuar la discusión cuando quieras si me citas un par de estudios de instituciones, organismos o investigadores de prestigo que digan lo contrario que los que cito más arriba.

Respecto a lo de que estos solo hablan de los efectos sobre la salud de forma tangencial, creo que no has leido bien o no has querido quedarte con lo que se dice y es avalado por universidades, instituciones europeas y americanas, sociedades médicas, etc. Dudo mucho que a mano de la industria sea tan larga como para sobornar a todos esos expertos y conseguir que hablen de forma unánime.

Jaime dijo...

no sé lo que diría, pero que el glutamato tiene efectos que pueden ser usados de forma poco inocente parece claro.
http://www.elpais.com/articulo/salud/aditivo/potencia/sabor/hambre/elpsalpor/20051213elpepisal_1/Tes

Luis dijo...

"...ninguno hasta la fecha ha conseguido demostrar que sea tóxico ni perjudicial para el ser humano en las dosis habituales de consumo..."

Respuesta:
Descripción directa y clara del glutamato monosódico y demás.

http://vimeo.com/9852861

Anónimo dijo...

Vamos...que sois de españa y por lo tanto hay que ponerse al dia con la ciencia intenacional, y no como tenian a los rusos los comunistas en la ignorancia... no todo el mundo es la union europea, investiguen en otros paises y despues opinen como lo hacen en este foro...