18.12.05

DE ITALIA


Ya lo había anunciado el otro día. Me acaban de llegar de Roma nuevos productos para mi cocina, concretamente pasta y una novedad para mi, una salsa de radicchio que me tiene muy buena pinta y que comentaré en detalle tan pronto como la pruebe. Siempre es un placer volver a la cocina italiana y más cuando, como en este caso, se hace con productos auténticos, llegados desde allí.

Por cierto, la foto (bastante mala aunque útil para ilustrar la verdura en cuestión) la tomé yo hace ya algunos años en una frutería de Treviso, en el Véneto.

La otra noticia gastronómica del fin de semana ha sido el mercadillo de comercio justo que este sábado, como los últimos años, se instaló en la plaza del ayuntamiento de mi pueblo. No es demasiado grande, pero siempre hay algún que otro producto interesante: cafés de Nicaragua, Colombia o Costa Rica, bebidas, infusiones, dulces, algunas legumbres y, por supuesto, chocolates. La compra de este año fueron dos tabletas comercializadas por la cooperativa Perucao, una de chocolate negro y la otra de chocolate negro con nueces y pasas. Ni que decir tiene que fueron toda una adquisición y que la diferencia de precio con las que podemos encontrar a diario se vería justificada solo con la calidad, sino fuera porque además ayuda a establecer relaciones comerciales y laborales más justas. Es una lástima que estos productos, que por lo general tienen una relación calidad/precio excelente, no se encuentren con facilidad en el mercado y se vean relegados, por el momento, a unas pocas tiendas en ciudades de medio tamaño.

Termino con una nota respecto a mi comentario del otro día sobre lo del boicot a los productos catalanes (ya sabía yo que era un tema espinoso y que meterse en el, así por las buenas, iba a traerme contestaciones). Repito una vez más que a mi me parece estupendo que cada uno tenga la opinión que le parezca respecto al Estatut. Faltaría más. Eso si, me gustaría que esa opinión fuese fundada y que todos los que opinan conociesen el texto. Siempre he sido de la opinion de que una vez que has visto el cuadro puede gustarte o no, pero lo que es difícil es que tengas una opinión sobre él antes de haber visitado la exposición. Eso por una parte.

Por otro lado, vuelvo a repetir que lo que me molesta no es que cada uno tenga una idea clara sobre el Estatut (ojalá todo el mundo tuviese las ideas claras sobre todo) sino que alguna gente piense que boicoteando los productos catalanes está influyendo en el proceso. Eso es lo que me parece triste, desagradable y difícil de entender. Creo que hay otras formas de protestar más directas y más efectivas, aún cuando en este caso lo del Estatut, siempre que cumpla la legalidad vigente en el conjunto del Estado, es un problema exclusivamente catalán. En todo caso, lo que si que me parece una pena es que se acaben politizando hasta los estantes del supermercado. Y respecto a lo de que igual que los catalanes han decidido democráticamente respaldar mayoritariamente el Estatut los compradores pueden democrática y libremente decidir boicotear productos de esa procedencia con la misma legitimidad dire que si, que efectivamente es igual de legítimo. Pero una decisión puede ser legítima y equivocada al mismo tiempo. Por ejemplo, los ciudadanos estadounidenses han decidido de forma mayoritaria, libre y democrática respaldar la pena de muerte. Y en mi opinión es una decisión erronea, aunque no le niego la legitimidad. En este caso pasa lo mismo: el conjunto de los consumidores españoles puede decidir legitimamente (no estoy yo tan seguro de si lo hacen tan libremente como algunos pueden creer) boicotear los productos catalanes pero creo que se equivocan de método y se equivocan de objetivo. Creo que están apuntando mal y que los únicos perjudicados son solo algunas marcas comerciales particulares. Pero bueno, creo que ya se ha hablado bastante del tema. Suficiente por hoy.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me parece que tienes toda la razon
Ya me gustaria saber que intereses hay detrás de todo esto .
Además , los catalanes somos como los burros , cuanto más nos arrean , menos andamos.
¿Has probado alguna vez el fregatini ? , lo he descubierto este año que estado de vacaciones en Toscana.
Los "crostini misti" me chiflan
y tambiés los espaguetti "caccio e pere".